<$BlogRSDUrl$>

(parte de blog)

Diario de Ichbin Du, la secretaria

jueves, octubre 30, 2003

El hombre gordo
Mil novecientos veinte. Vivo en una casa de madera (supongo que es la moda). Intento seducir a un hombre extremadamente gordo. La casa tiene muchos salones, muchas puertas, no está en el desierto. Hay una puerta particularmente roja, de un rojo oscuro. Tras ella está el gordo sentado junto a un librero. Hay dos libros en ese librero que me interesan. Beso al hombre gordo (parece que me corresponde). Tengo visitas.Voy puerta tras puerta hasta la puerta principal. Bajo la escalera. Son la madre y la hermana del que besé antes. Qué bonitos vestidos negros. Su hermana quiere decirme algo y me lleva a un rincón oscuro de la casa. Me pide que cierre los ojos. Los cierro y veo una especie de rayitos medusados entrando en mi cabeza. No me parece que sea nada malo porque los rayitos son color violeta. Su madre nos interrumpe y no alcanzo a entender el mensaje. Se despiden de mí. Yo quiero que ellas piensen que quiero a su pariente (así de gordo y todo). Subo. Ahí está el gordo. Me siento en sus piernas y volteo hacia el librero. Ya no están los dos libros. Todas la vidas las mujeres han hecho conmigo lo que quieren.

posted by 10:12 a. m.

miércoles, octubre 29, 2003

Dislexia
Confundo ciertos términos: moralista con moralino, güatever con güerever. Eso de la filosofía ni estudiándolo. Le han puesto tantos nombres a este mundillo. Confundo la v con b la s con la z. Pongo acentos de más. Además no me ubico. Mis amigos tienen que cuidarme para cruzar la calle. Afortunadamente ya veo. Antes no los reconocía entre las pequeñas multitudes de la covadonga, o el paraíso. No, no hablo del df. también en juárez hay covadonga y paraíso. Sólo que en la covadonga venden tortas, no textos. Vuelvo a mis distracciones por no llamarlas pendejadas. Una vez tuve novio. Pasaba por mí tooodas las mañanas para llevarme a la universidad. Obviamente para la universidad yo necesité exceso de cafeína (llegar ahí, a trabajar en mesas redondas, con clases que más bien se convertían en terapias de grupo. Y descubrir que la maestra de literatura medieval no le otorgaba importancia a los arrianos, ni sabía de su existencia). Nuestro noviazgo terminó porque yo siempre derramaba el café dentro del volvo. El día del comienzo de mis soledades nos habíamos detenido en sanborns a comprar incienso. Para que no se me olvidara la taza de café al regresar (como siempre), la puse estratégicamente en el asiento de mi novio conductor, se lo hice saber. También le di instrucciones de entrar únicamente por el incienso y no escarvar entre los libros porque a mí se me hacía tarde para mi clase de medieval. Al entrar él iba derechito a los libros y yo le dije: qué ¿no te tomaste la pastilla? venimos nada más por incienso. El comenzó a incomodarse creo que por mi tono de voz. Se quejaba de mis maltratos. Pagamos. Yo tenía un ataque de risa que hoy me vuelve. El abrió la puerta del volvo y se sentó sobre la taza de café. Estaba enfurecido, yo no luchaba contra el ataque de risa. El intentó tomarme por el cuello. Terminamos. El todavía piensa que soy una mala mujer. Pero neta, neta, no sé por qué él creía que yo era inteligente.

posted by 12:14 a. m.

martes, octubre 28, 2003

Beckett
También van a exiliarme de las citas con mi guía. Al paso que voy tengo que ir pensando dónde voy a construír mi cueva. Sigo empeñada en versionar a Beckett, con todo y las arrastradas por la amargura que me ha puesto. Ese tipo sí que era oscurito. En unas horas que le he dedicado a su poesía ya me tejió su tan particular coronilla de sombras. Lo peor es que me llega al corazón. Hay esa parte en mí que se identifica con el cuate y consigue hacerme dudar, bueno, hasta maldecir: chihuahua! anything venereal is especially wellcome fac fac fac. Ahora siento que estoy en el vacío. Que Fadanelli tiene razón. Que el amor no es parte natural del hombre. Ya, ya estoy caminando hacia la cueva. La peculiar coronilla se ha convertido en aves volando no sobre mi asquerosa mente, más arriba. ¿Acaso le faltó sol al Beckett? ¿Cuánto tiempo tuvo que escribir así para curarse? Ja! creo que estoy lista para llamar al enemigo...

posted by 11:52 a. m.

lunes, octubre 27, 2003

Las remembranzas:

los Du
Hubo discusión familiar navideña, porque claro, yo soy la única secretaria de la familia, los demás son profesionistas (bueno, exceptuando al hermano que arregla televisiones, pero ese nisiquiera es considerado parte de la familia, es más bien como parte de las mascotas). Yo insistía en que mi destino tenía que ver con que (cuando tenía cuatro años) mi mamá me puso los zapatos de charol sin calcetines y me dejó brincar en los charcos de agua sucia toda la tarde. Pero creo que gracias a que mi guía espiritual me dio el "siga" con esto del blog, he aprendido a serenarme. No hice escándalo. En cuanto se fueron saqué la laptop y me vine a vaciar mis frustraciones (como quien vacía los objetos de materia). Mis hermanas son tan hermosas, cielos. Por qué yo tenía que ser la menor y no portar los ojos almendrados de la primogénita, además ella estudió en el tec de monterrey. Aceptación pública inmediata. En cambio yo. Y qué decir de la segunda: ojos negros, piel blanquísima, domina el alemán, frances y eso que hablan en holanda; conoce el mundo. De mi madre puedo decir que es una mulata esplendorosa. Y yo. Cielos. Que me hubiera largado desde los quince por llamar la atención no significa que mis raíces no sean de una buena familia. Esto del blog me amansa, salgo de la vida diaria y sacio la sed como la saciaría cualquier secretaria: platicando. Además, qué tiene de malo retratarse diciendo salud o gritar que me gusta la mariguana. Ellos dicen que yo no piso tierra, ellos esconden la cerveza cuando aparece la cámara. La soberbia de mis tíos es impresionante, todavía creen en lo supremo y no se dan cuenta que los millonarios están en otra parte, no con los Du. Es más, el único supremo en la familia es mi primo el pianista ¿qué no les da vergüenza? a mi primo el actor lo hicieron estudiar arquitectura (después de agenciarle una severa terapia de culpabilidad, y desprestigiarlo ante la sociedad veracruzana). No voy a sentirme mal por ser secretaria, peleonera, inmoral. He dicho. Además qué esperaban, ¿acaso mi madre no les dijo que soy dislexica?

posted by 6:11 p. m.

Volver, volver

10/01/2003 - 11/01/2003   11/01/2003 - 12/01/2003   12/01/2003 - 01/01/2004   01/01/2004 - 02/01/2004   02/01/2004 - 03/01/2004   03/01/2004 - 04/01/2004   04/01/2004 - 05/01/2004   05/01/2004 - 06/01/2004   06/01/2004 - 07/01/2004   09/01/2004 - 10/01/2004   10/01/2004 - 11/01/2004   12/01/2004 - 01/01/2005   01/01/2005 - 02/01/2005   03/01/2005 - 04/01/2005   04/01/2005 - 05/01/2005   06/01/2005 - 07/01/2005   07/01/2005 - 08/01/2005   08/01/2005 - 09/01/2005   01/01/2007 - 02/01/2007   04/01/2007 - 05/01/2007  

This page is powered by Blogger. Isn't yours?