<$BlogRSDUrl$>

(parte de blog)

Diario de Ichbin Du, la secretaria

miércoles, noviembre 26, 2003

No es que sienta que he fracasado. Las propuestas sociales que requieren de mi participación aún no terminan. La gente me sigue llamando. De vez en cuando me invitan a alguna fiesta. No es eso. Tampoco es que no me haya encontrado a mí misma (tengo más de un año con mi guía espiritual), o que me hayan cerrado algunas puertas. No, no me las han cerrado. El asunto es esa manera sucia de dejarse llevar por el destino. De ser cociente que el destino se cumple aunque uno haga lo que haga. La certeza de que el camino está trazado y uno no va a caminar más que por ahí. Y no me digan que no es una tragedia ya no querer algo. No apasionarse por algo. Quedarse inmóvil. Esperando que la vida lo empuje a uno hacia lo que le toca.
posted by 3:12 a. m.

lunes, noviembre 24, 2003

Dulce ahogar
Mi hermano ocupa tiempo en comunicarse a ladridos con mi perra (frida sofía). Mi hermano repara televisiones pero hace dos años decidió no ejercer. Sospecho que sus fracasos han tenido que ver con que la autoridad paterna lo amedrentaba porque de niño le gustaba cazar gusanitos en vez de jugar beisbol (el beisbol me gustaba a mí).
Definitivamente hay algo raro en nuestra familia. Tengo otro hermano que vive pendiente de la marca de calcetines que usa su compañero de oficina. Mis hermanas son otro rollo, una de ellas vive con la sombra de un espíritu y constantemente tiene pesadillas. La otra está loca por las finanzas y por perseguir a su marido. De mi madre prefiero no hablar. Mi padre: en paz descanse. Lo justo es que por último me refiriera a mí, ése es el trabajo que mi guía espiritual me ha encargado. Cuando llego a mí después de todo ese recorrido familiar me gustaría decir compermiso: voy a volar desde mi cuarto en llamas por un rato: me están dando vueltas cuchillos en el aire... y esas pendejadas que dicen los poetas para evadir un encuentro real ellos mismos

posted by 9:43 p. m.

domingo, noviembre 23, 2003

Siiii

Estamos empezando a ser nosotros, ya era hora. Aunque no hay que olvidar que el brillo tiene sus coartadas Aparece a su tiempo. Vuela. Yo, por ejemplo, a veces sueño que torturo...

posted by 2:36 p. m.

sábado, noviembre 22, 2003

Ciber¿?

Tuve un novio de internet inigualable. El cuate es de Durango. Todo un norteño, además escultor. Nunca entendí su trabajo, pero en fin, hay quien se entretiene hasta pegando sopitas en cartulina. Era perfectamente erótico por escrito, me compartía sus fotos sin empacho. Nos enamoramos. Me hablaba todas las noches (se me da eso del romance a la distancia, será que como aquí en el trabajo contesto todo el tiempo el teléfono). El caso es que mi ciberhombre llegó un día de sorpresa a esta paradisiáca ciudad y todo terminó. ¿Para qué vino? Cielos, justo antes de navidad. Me derrumbó el hecho de verlo tan decidido, tan dispuesto... Mi guía espiritual dice que debo comenzar a rezarle a San Juditas para que librarme de la barrera que me impongo antes de comprometerme más allá del qué rico. En fin, no doy una.
posted by 1:46 p. m.

viernes, noviembre 21, 2003

Que se mueran los feos

No sé si porque ultimamente (y a falta de mis antidepresivos) estoy tan apática pienso que la voy a pasmar igual que Juan del Diablo, no tengo fuerzas ni para teclear lo del trabajo, ni para echarle porras a Omar Chaparro e insultar a los comploteros "esqui mi di guivi". En fin, esto no podía dejar de postearlo porque me despertó impactada después de media noche. Que yo no duermo antes.
Soñé un cementerio de tumbas blancas con cruces negras acostadas por encima. Daba yo vuelta en el estacionamiento del super y aparecía el cementerio ahí. No es la primara vez que sueño cementerios pero siempre en mis sueños habían sido coloridos, diurnos y folklóricos. Lo cierto es que el ambiente nocturno comenzó asustarme (mi guía dice que cuando uno siente miedo está abriendo la puerta a la oscuridad). Enfrente había una escuela en la que estaban haciendo una colecta. Cruzaba hasta ahí nada más para sentir la voz de algún vivo. Me le acercaba al pediche y le daba una moneda de veinte (le pedía cambio, desde luego). El pediche me regresaba diez pesos y decía "es para ayudar a las viudas". Cristo, bendito! en ese momento desperté con la rotunda certeza de que se trata del super que está cerca de casa. ¿Habrá ejecutados enterrados ahí? Tal vez esos cientos de desparecidos claman por el adiós de sus mujeres. Haznos, Señor, el mlagro de que sean escuchados. Y no es cierto, ya no me quiero morir.
Ay, Santa Martha Sahagún, necesitamos terapia.
posted by 10:37 a. m.

lunes, noviembre 10, 2003

No somos nada
Ay, el trastorno me embarga. He sufrido estos días de las publicaciones incipientes, nunca leo y el día que leo me encuentro con puras pendejadas, qué triste diría un viejillo al que no sé por qué algunos de mis amigos llaman maestro. Además, se esfumó Juan del Diablo, "trascendió" diría mi guía ¿y si ya no rencarna en las mismas cabelleras? Para variar (ahora sí estamos en pleno Apocalipstick -o catapixia, que es lo mismo-) expulsaron al Burro Banranquin. Noooo, justo antes de navidad. Cielos, lamento mucho agobiarte con mis lágrimas, querido diario, pero sólo tú comprenderas que tengo que detenerme un tiempo (después de tanta injusticia cósmica) a contemplar mi abismo.
posted by 12:18 a. m.

martes, noviembre 04, 2003

Iliada vi

Recibí un correo de mi amigo Abel, al principio pensé que se rataba de la invitación a alguna orgía bisexual (ya estaríamos llendo a orgías heterosexuales, qué asco). Despué intuí que se trataba de una de sus aventuras en París (que Abel viaja mucho, y seguramente su novia de hoy se llama Iliada). Dejé la carta industrial que necesitaba mi jefe en ese momento (una que estoy haciendo, de seiscientas cuartillas) y me volqué en el texto con alguna esperanza de placer, pero no:

Paris no demoró en el alto palacio; pues así hubo vestido las maginíficas armas de labrado bronce, atravesó presuroso la ciudad haciendo gala de sus pies ligeros. Como el corcel avezado a bañarse en la cristalina corriente de un río, cuando se ve atado en el establo, come la cebada del pesebre y rompiendo el ronzal sale trotando por la llanura, yergue orgulloso la cerviz, ondean las crines sobre su cuello, y ufano de su lozanía mueve ligero las rodillas encaminándose al sito donde los caballos pacen; de aquel modo Paris, hijo de Príamo, cuya armadura brillaba como un sol, descendía gozoso de la excelsa Pérgamo por sus ágiles pies llevado.

Pero ya me lo decía mi santo ángel-guía. Luego de recetarme semejante basura abstracta sólo pude pensar: ¿Qué hice yo para merecer esto?

posted by 5:19 p. m.

lunes, noviembre 03, 2003

El yaquet club. A La Flash y El Lagarto

Hemos formado el Yaquet Club, una amiga lesbiana, un amigo actor y mi amiguita imaginaria. Las sesiones son en casa del actor. El número de integrantes se ha mantenido reducido porque es requisito indispensable no tener pareja. Creo que a nosotros tres no nos ha costado trabajo sacudirnos a la filota de pretendejos(as). Si no nos quiere ni la familia. Pero bueno, nos entretenemos sintiéndonos autosuficientes. El lema del club es: yo solo me puedo bastar (tomado de una rola del grupo español Seven Up) Procuramos repetirlo cinco veces para conseguir la entrada a esa especie de picadero donde nos reunimos. De acuerdo al lema no podemos ofrecer satisfacción a nadie más. Nuestra manita es sagrada. Mi guía espiritual insiste en que no debo andar haciendo esas migas. Pero en momentos metafísicos como ése es cuando tengo la corazonada de que la soledad es cabrona. El actor sin público, la lesbiana sin pareja y mi amiguita imaginaria sin yo... es cabrona la soledad. Dios, somos patéticos!

posted by 9:27 p. m.

sábado, noviembre 01, 2003

La bumboxita
Qué vergüenza, mi madre se ha dado cuenta de las carencias de esta casa. Hoy llegó con los regalos para el pino. Estoy llorando. Me trajo una bumboxita y puedo escuchar a Richter otra vez. No me lo merezco. Siempre me sentí en el precipicio cuando llegaba a la casa y la encontraba a ella y a mi hermano sentados aquí. Jugando cartas y comiendo cacahuates. No sé qué extraña desesperación me poseía cuando me preguntaban : ¿verdad que sí, Ichbin? que sí qué. ¿Verdad que tú no te sacas las cejas? (Qué!!!) Esque tu hermana se ha arruinado la cara, ay, y las cejas tan bonitas que tenían ustedes. (Queeeé!!!) Si por milagro me corto las uñas, madre. En ese momento ya mi descontrol era evidente. Entonces prendían la tele para que los vecinos creyeran que era laura de américa. Eso apenas fue ayer, y hoy, demonios, llega mi mamá con una bumboxita, mis enemigos tienen razón, soy un asco...

posted by 10:47 p. m.
Laurel caliente
Hoy desperté tarde. Y otra vez con el Segundo Veinticuatro grabado dentro de la frente. Comencé a deprimirme, no sé lo que ese amigo (Segundo Veinticuatro) me quiere decir pero presiento que se acerca el día. Ni intenté quitarme la pijama. Sigo con mi bata de franela. Apagué todas las luces y en mi bumboxita puse a María que nació un día en que estaba borracho dios... Me ha revelado mi guía que sabré de golpe la verdad. Presiento que algo me va a morir. Si ya me duele. Sólo sé que hay que abandonarse a los sueños, hay que hundirse en los sueños. No podremos partir sin dominar lo primitivo, la llama, la que hasta ahora nos ha resultado indomable. Qué humanidad. ¿Será pues que esta vez si, neta, neta, vendrán los extraterrestres por mí?

posted by 2:14 a. m.

Volver, volver

10/01/2003 - 11/01/2003   11/01/2003 - 12/01/2003   12/01/2003 - 01/01/2004   01/01/2004 - 02/01/2004   02/01/2004 - 03/01/2004   03/01/2004 - 04/01/2004   04/01/2004 - 05/01/2004   05/01/2004 - 06/01/2004   06/01/2004 - 07/01/2004   09/01/2004 - 10/01/2004   10/01/2004 - 11/01/2004   12/01/2004 - 01/01/2005   01/01/2005 - 02/01/2005   03/01/2005 - 04/01/2005   04/01/2005 - 05/01/2005   06/01/2005 - 07/01/2005   07/01/2005 - 08/01/2005   08/01/2005 - 09/01/2005   01/01/2007 - 02/01/2007   04/01/2007 - 05/01/2007  

This page is powered by Blogger. Isn't yours?